lunes, 13 de febrero de 2012

Wake up alone...

No es muy temprano, pero he despertado más tarde. Veo el techo sin entender que busco, no en el techo, en mi mente. Tal vez la sensación que me dejo el último sueño, o si desperté a media noche. Veo el celular y me levanto. Recorro toda la casa que esta sola, entro a todas las habitaciones, me detengo en la sala y grito solo para confirmar mi soledad. No pienso en prender la televisión, ni la radio. Me siento cansado y triste, y no se porque.
Quiero empezar a preparar el desayuno, pero me comienza a doler la barriga. Es un dolor que me hace encorvarme y salgo corriendo al baño. Vomito. Y sigo así toda la mañana. Me tumbo en la cama y me olvido de la comida. Al otro instante estoy de rodillas frente a la tasa del W.C con unas arcadas que me hacen sacar lagrimas. Antes de regresar a la cama me veo en el espejo, casi nunca lo hago, y hoy me veo especialmente demacrado, necesito entre otras cosas un corte de cabello.
De regreso en la cama veo la media botella de whisky que me regalaron en mi cumpleaños, que ganas de bebérmela, pero no quiero empeorar más. Por cierto, el dolor de estomago y las nauseas no son producto de resaca, yo digo que debe ser alguna infección por comer en la calle.
No tengo ganas de levantarme y de sólo pensar en las clases que hoy tocan en la Facu me dan ganas de quedarme todo el día en cama. Las clases de este semestre son muy aburridas y no inspiran a nada a pesar de ser el penúltimo. No quiero ver a nadie, hay días en que me levanto odiando al mundo, y en el salón dicen que ando modo "bitch on" y me ignoran. La verdad es que ni yo me soporto. A veces les veo y no puedo evitar sentirme apartado, traicionado por algunos, ignorado por otros, ajeno a todos.
Me duele el pecho por el esfuerzo que implica el vomitar y el dolor de estomago de repente despunta. Pongo en el reproductor a Amy para undirme más. A veces pienso en simplemente dejarme caer, tocar fondo, para después levantarme. Pero este abismo parece infinito, tal vez el fondo es la muerte, no pienso llegar a eso.
No hay nada más triste que pasar la mañana solo, es el comienzo del día y debería empezar bien, yo creo que por eso no tengo ganas de nada. He pensado en buscar amigos pero todos estan ocupados por la mañana, necesito compañía y mis perros no son suficiente. A veces hago cosas de la casa, pero hay días como hoy que no hago nada, para que?. He pensado que tengo que buscar alguna actividad, yoga, gym, algo que involucre gente y compañía pero me aterra ir solo. 
Espero pronto reunir las fuerzas y ganas para salir de este bache emocional. Mientras sigo escuchando a Amy...


 

3 comentarios:

  1. Ando igual que tú pero yo oigo a Bunbury.

    ResponderEliminar
  2. Una cosa acompaña a la otra seguramente sin ninguna rlación de causa efecto, aunque sé que el estar enfermo ayuda al bajón emocional... Esperemos que pronto te sientas mejor de ambas cosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esa canción me acompaño tantos amaneceres que como tu, los pase solo.

    Me pregunto: ¿Qué no los amigos están en las buenas y en las malas?. Pero cuando te notan insoportable, disque 'cambiado' y que te lo mencionan con el único objetivo de ayudarte, es cuando deciden alejarse. Dejándote solo. ¿No deberían más bien quedarse contigo y hacer lo posible por ayudarte?

    Quizá no me he topado con verdaderos amigos, si. Eso.

    Paz, Amor y Alma

    ResponderEliminar

simplemente gracias por comentar