jueves, 2 de enero de 2014

2013 del amor y otras bendiciones

Voy a tratar de escribir sobre el año que se fue, a dos días de empezar este y con el temor de omitir algunas cosas por simple olvido. Escribiré simplemente para dejar registro de lo acontecido, para acomodar ideas, para demostrar que estoy vivo.

Si algún año me ha traído sorpresas es el que pasó, nunca imagine que traería consigo tantas cosas, a un año de salir de la universidad, cómo han cambiado las cosas! En estos momentos aun me siento en una especie de limbo, no tengo trabajo fijo (con horario y sueldo fijo) pero he sabido como ganarme el dinero. Entre a trabajar junto con unos compañeros a una Asociación Civil de investigación e intervención social. Nos ha ido de maravilla, el primer proyecto que metimos a concurso fue seleccionado y después de cinco meses de trabajo, este diciembre hemos públicado un libro, donde he escrito un capitulo como coautor. El libro va de violencia, género y socialización. Espero que sea el primer logro de muchos en esta vida profesional que comienzo.

También este año marco el inicio del estudio de una nueva lengua, el francés. Un idioma por demás interesante y del cual es fácil tomar afecto. Dentro de dos semanas termino el primer nivel de 4. Estudiar en cualquier Alianza Francesa es toda una experiencia completa. En todo el año he tenido dos maestras. Ambas han sido buenas, en todos los ambitos, buenas profesoras y buenas personas. Pero la última, una señora de cuarentaytantos, mexicana, pero que vivió casi toda su vida en Francia, es la que ha despertado más simpatía en mi. Es un poco gruñona, pero es alguien interesada en la cultura y con quien se puede platicar de cualquier cosa. Aunque eso si, es de derecha y por lo tanto un poco tradicional, por no decir moralina.

Sobre el amor puedo escribir mucho, y a decir verdad es lo que me lleva a escribir este resumen. No para presumir, sino por el hecho de que he aprendido muchísimo al respecto. Puedo decir que estoy en una etapa donde estoy experimentando, comprendiendo, aprendiendo y reflexionando un montón de cosas. Mi terapeuta dice que el amor es cuando descubres nuevas cosas de ti frente a esa persona, cuando te descubres nuevo, no cuando te complementan, sino cuando compartes. De ser así creo que por primera vez estoy enamorado, y aquel "ingrato amor" por el que tanto sufrí, no era amor, tal vez sólo ingrato. Estar junto a él es probar cosas nuevas, será porque los dos somos tan distintos, él es abogado, católico y le parrandero. Yo soy sociólogo, agnóstico y menos parrandero. Sin embargo hemos sabido convivir, y lo más importante: construir amor.

Aunque debo de admitir que eso de construir amor no es cosa fácil. El no lo sabrá del todo, pero he tenido mis debates, mis luchas internas. Al extraponer toda la mierda y cursileria que se nos enseña, el modelo de amor romántico: donde el amor se pose, así como al compañero; donde se cree que el otro debe de complementarnos, en vez de ayudarnos a crecer; donde el otro es el mundo entero y tiene la obligación de llenarnos en todo.

Sin embargo el amor no es como me dijo mamá, menos entre dos hombres en pleno siglo XXI. Aunque debo decir que tenemos la gran suerte de contar con un ambiente familiar nutricio: primos míos que lo tratan como un primo más, hermanos comprensivos y madres cómplices que nos ayudan con los padres. Fiestas familiares donde toda mi familia lo acepta, y preguntan por él cuando no va.

Le conocí en Mayo, y a los dos nos encanta decir que nos conocimos en el último camión de la ruta que cruza el puente y une las ciudades. Hoy tenemos más de ocho meses juntos, un viaje a la playa, un negocio y un montón de planes.

Lo cierto es que del amor y sus descubrimientos aun me queda mucho por escribir, ya que desde hace tiempo decidí que el amor y las letras, el amor por las letras y las letras por amor, atravesaran mi vida...

3 comentarios:

  1. El amor suele dar muchos quebraderos de cabeza. A parte de la complejidad de las emociones e inseguridades que genera, vivir con una persona que aun no conoces bien no es trivial. Mucha suerte con el nuevo año y con tu amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno lo del trabajo, que tu nombre este en algo publicado vale mucho para tu curriculum, del amor pues te esta yendo de maravilla, quisiera que en mi familia se porten asi, meh prefiero guardarme mis relaciones para mi

    ResponderEliminar
  3. Estimado Didier: recién leo esta entrada y por cierto me he alegrado mucho que tus asuntos estén tan bien encarrilados, tanto a nivel personal y familiar como a nivel profesional. Tu tienes un gran don para la escritura y es posible que alcances intersantes logros en ese campo. Felicitaciones por el libro publicado.

    ResponderEliminar

simplemente gracias por comentar