domingo, 4 de marzo de 2012

Las partes, yo, el todo social

Siempre he creído que hay un modo de hacer las cosas. Por eso me gustan las reglas de etiqueta, la hora del té inglesa, el ritual del mate argentino, la moda: vestir bien, saber que va con qué y lo que nunca se combina.
Creo que todo en esta vida tiene un por qué y un cómo, no hay generación espontanea, si se hace de tal o cual manera es porque obedece a algo mas que mero gusto. Detrás esta toda una historia y un significado.

Tal vez por ser así Acuarela teme que me convierta en un intelectual orgánico* y ayude a perpetuar el orden de cosas existente. Y acepto que puedo ser muy funcionalista y creo en un sistema organizado. Pero el caos también es sistema.

Tal vez por eso soy sociólogo, porque me gustan las reglas. Pero aparte de sociólogo soy gay, y me considero más bien de centro izquierda. Y se puede decir que a  pesar de mi "gusto" por las reglas, nací para romperlas. Y en ese gusto (casi obsesión) por las reglas, y mi persona que me hace romperlas, esta mi vocación y convicción para ser sociólogo, no sólo desacatar por desacatar, sino saber si sirven o son obsoletas, y estudiarlas  ya que la sociedad no funciona sin reglas.Sin embargo, habrá muchas cosas que no me atreva a cambiar, tal vez porque soy romántico y me gusta hacerlo a la "old way". Tal vez porque no soy muy crítico, se lo dije lejos de aquí, que a mi me gustaba su lado crítico. Siempre tiene que haber algo que pueda ser mejorado. Si,  a veces le pueden decir que esta en contra de todo, pero me gusta porque no es conformista.

Yo también me considero complaciente, me gusta dar fiestas y ser el anfitrión, hacer sentir bien a los invitados... organizar, comprar, ofertar que mi casa sea la suya  por un momento, verles disfrutar y estar atento, al final lavar los platos sucios. Mi educación en casa me hizo formarme así, tal vez por eso no me atreva a cambiar o criticar muchas cosas.

Pero también me duele la pobreza y me jode la miseria. Claro que quisiera un mundo diferente, un modelo diferente donde no se fomente la riqueza de pocos y la pobreza de tantos. Donde no se utilice la violencia y no vivamos en este mundo voraz y antropófago, donde el hombre se confunde con la máquina y el paisaje y todo termina siendo explotado y llevado casi al exterminio. Un mundo donde no vendamos el alma al diablo, el hermano al dinero, por un poco de placer.

Ella dice que es antisistema, a mi me parece que sin sistema todo es anarquía y de la desorganización nada sale. "Un nuevo sistema" terminaría siendo impuesto y es el cuento de nunca acabar. Ciertamente no puedo estar de acuerdo con un sistema que esclaviza y genera dolor. Es mi obligación y deber el querer cambiar, lo acepto gustoso, tratar de romper los paradigmas que atan, que duelen, que hieren. El problema es como lograrlo en un mundo social y sin renunciar al bienestar propio.

Será que soy cobarde, o tan contradictorio como el propio sistema, será que soy engendro de esta post-modernidad, será que hay poco hombres realmente revolucionarios, en toda la extensión de la palabra, de esos que rompen con el sistema aunque este caiga en sus cabezas y les hiera y tengan que empezar de cero. Será que no quiero pensar que todo esta jodido. Será que al final simplemente no sé nada




3 comentarios:

  1. Seguir las reglas para despues romperlas....
    yo le pondria un calificativo muy rudo a eso XD

    es bueno ser Organizado... puesto que no hay orden en el caos,
    aun que este sea un modelo se sistema.

    me resulta muy cool tu amiga siendo anti sistema, al menos admite que igual si no está en contra del sistema... no está de acuerdo....

    Dime exactamente fecha, hora y lugar....
    te advierto que podrias enamorarte de mi... manera de cocinar.

    ResponderEliminar
  2. De todo eso tengo mucho que decir. La verdad es que mis últimos posts hablan y hablaran de estos temas...

    1) La anarquía és un sistema en si misma.
    2) La teoría del caos defiende que los períodos de desorden van seguidos de períodos de orden y que unos alternan con los otros. Que los cambios producidos durante el caos son ireversibles. Que de hecho llamamos caos a aquellos comportamientos que o somos capaces de modelizar puesto que vienen condicionados un número de parámetros demasiado alto para nuestra capacidad de comprensión.
    3) El mal de nuestra sociedad es la codicia (mi post de mañana habla de ello).
    4) Creo que esos movimientos de que se han dado en llamar "indignados" són el camino.
    5) Creo, como tú, que todo tiene su por qué, su como, y, además y sobretodo, su cuando. Todo tiene su momento y su obsolecencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el orden, y nada más por que sí no está de esta manera me estreso y me siento mal. En la cuestión del té, yo lo bebo a cualquier hora, en este instante por ejemplo, lo bebo en una taza.

    Esa imagen me gusto. Quizá edite una mía así.

    Paz, Amor y Alma

    ResponderEliminar

simplemente gracias por comentar