jueves, 29 de septiembre de 2011

Nosotras las putas

Siempre creí que para ser puta se tenía que nacer. Yo lo había intentado otras veces, pero nunca con buenos resultados. Siempre había algo que se interponía entre mi meta de ser puta, me daba miedo, creería que todos se enterarían, que me dirían de cosas, que me iría al infierno. Pero yo quería ser puta, aunque fuera solo una noche.

La verdad es que he cambiado mucho desde la última vez que nos vimos. Tu sigues creyendo que soy la niña inocente, la enamoradiza, a la que cualquiera hace pendeja; crees que debes cuidarme porque tu si eres hombre de mundo, y que por el simple hecho de ser hombre sabes más que yo.

Pero te equivocas, ya no soy la misma. Antes, me parecía inconcebible la simple idea de sexo sin amor, yo no podía separar ambos, creía que venían juntos, qué equivocada estaba. Fue después de ti, que supe como ser puta, no creo que haya sido el mejor motivo, pero así fue.

Fue tu desprecio, el saberte feliz con tus ligues de fin de semana, fue el tener una alta autoestima, fue mi cuerpo seco de caricias por meses (desde que me dejaste), fue el alcohol, fue la necesidad de sentirme guapa, fueron las ganas de usar a alguien, quería demostrar que aun podía seducir a alguien, fue un antro muy alejado de mi casa.

Sigo creyendo que no es fácil ser puta, pero tampoco imposible. No es fácil porque para empezar debes librarte de dilemas morales, olvidar lo aprendido en el catecismo y en las tontas películas de Disney.  Tienes que aprender a utilizar tus encantos, a ser coqueta, sin ser ser demasiado obvia, eso si quieres ser una putona decente, porque debo decir que hay varios tipos de putas.

Las putas que quieren probarlo todo y sentirlo todo.
Aquellas a las que les falta algo, amor, y tontamente creen que en noches de sexo ocasional van a llenar ese hueco en el estomago.
y las putas resignadas, como yo.

Porque ya me resigne a no encontrar a nadie, y a decir verdad no lo necesito. Voy de cama en cama, de tanto en tanto para darle a mi cuerpo lo que se merece y  necesita. Yo no soy como aquellas que buscan el amor en donde no esta, yo simplemente relleno con paliativos los agujeritos de mi existencia.

También hay putas nada recatadas, aquellas que presumen sus encuentros sexuales. De las que ya todos conocen código postal y marca de calzón. Las que disfrutan pavonándose al decir que se han acostado con tantos, y después se indignan porque las llaman putas. Yo debo decirte que no soy como ellas, soy puta pero no pendeja. No quiero quemarme ante medio mundo, por eso soy más lista que ellas, me relaciono con hombres que no se conocen ni conocen a mi círculos sociales. Porque no tengo nada en contra de las putas pero por favor sean discretas!

Hay putas que cojen con cualquiera, digo son putas. Pero yo creo que ese no es el chiste, si yo tuviera su cuerpo  me cotizaba poquito y no abría las patas a cualquier extraño. Si eres puta y estas bonita, mínimo debes ser selectiva, que sepan que eres puta, pero que te echas a puro güey guapo y de buen cuerpo. También ahí que considerar eso en tu reputación de puta, total si ya lo eres y ya lo dicen, de jodido que digan que eres una puta de esas inalcanzables.

Tampoco cobramos porque no es nuestro oficio, lo hacemos porque lo necesitamos, porque el cuerpo lo demanda y la mente lo permite. No soy puta de tiempo completo, ni siquiera reconocida.

Nosotras las putas también sentimos, aunque veamos a las personas como objetos, y nos convertimos en uno.












12 comentarios:

  1. No debe de ser muy agradable llegar al punto de tener sexo por que si. Yo solo espero que este post sea algo que se te ha ocurrido y no que vivas en tus propias carnes por alquien que te hizo mal.

    Todo en el sexo tiene su justa medida, y quitar el amor del acto sexual, no es convertirlo en algo que no tiene trascendencia para la persona.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Y yo que creía que la base de la prostitución, de se puta, era el comercio, el cobrar por los servicios... Lo otro, el follar con cualquier era para mi puro libertinaje... Cosas del lenguaje... Jejejejejeje...

    Y poniéndonos en temas más conceptuales, ya sabes que en realidad para mí sexo, enamoramiento y amor son tres cosas distintas, que la moral cristiana ha metido en un mismo saco haciéndonos confundir una cosa con otra. Creo que en realidad yo puedo ser puta y amarte, e incluso serte fiel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Puta indignada. No sé por que, pero eso me encanto.
    Y es verdad, que sean putas, sí quieren, pero no estupidas.

    Paz, Amor y Alma

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo con Rojito, creo q en algùn momento todos podemos (y a veces lo hacemos) caer en el 'puterio'... la decepción es una excusa, lo sé; pero en ese momento es la mejor opción...!!!

    Hay q ser bien valiente para seguir adelante y no caer en algo tan facil...!!!

    Cuidate y sé feliz =D
    Un abrazo*

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Un texto fuerte, Didier, pero contundente...
    Es verdad que no todas las putas son iguales, no señor!
    Un cariño.
    HD

    ResponderEliminar
  7. Ser puta es lo más difícil del mundo muchos pueden creer que es ir gozando y desechando pero creo va más allá de todo eso.



    besos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre he tenido bastante compasión hacia las putas (las que cobran) y envidia hacia las otras (las que no cobran)estas ultimas desprovistas de ataduras morales.
    En fin, cada uno sepa lo que hace con su cuerpo ¿no?
    besos

    ResponderEliminar
  9. No tengo nada contra la prostitución, pero tampoco deseo opinar sobre un tema delicado.
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. wow me encantó la entrada!!! me gusto la redacción, el tema y todo, auqneu creo que lo de ser puta viene con el dinero, pero de ahi en fuera todo bien, además si la puta es feliz cogiendose hasta los feos pues está bien mientras sea feliz, saludos!

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos los que pasan y comentan. Un saludo y un abrazo enorme.

    Solo me gustaría aclarar que en este texto la palabra "puta" no hace alusión a las sexoservidoras, sino a las personas que por acostarse con tant@s son llamadas así.

    ResponderEliminar
  12. Soy muy PUTA.

    No más words.

    DIVINE POST.

    ResponderEliminar

simplemente gracias por comentar