miércoles, 12 de octubre de 2011

Camas deshechas

Nunca he compartido cama por mucho tiempo, nunca mas de una semana, a veces solo una noche. Ni de niño lo hacía, compartía cuarto con mi hermano, pero dormíamos en camas separadas.

Lo que no me gusta de dormir junto a ti, es que al día siguiente te extraño demasiado. La cama parece mas grande y mi cuerpo mas susceptible de cualquier ataque. Me dan mas ganas de ti, de tus abrazos, de tus besos, tu calor.

Contigo disfruto dormir abrazados, hasta que uses mi brazo de almohada, no me importa si babeas, si amaneces despeinado, pero no sé si lo soportaría toda una vida.


Hacía mucho que no tenía un “a la mañana siguiente” por eso me gustó tanto. Porque como me gusta hacerle a la “pretty woman” y desaparecer dejando una cama vacía antes de que amanezca, hacía mucho que no despertaba con alguien a mi lado. Hacía mucho que no desayunaba besos y abrazos, que no escuchaba un “quédate un rato más”.

Había olvidado lo rico que es retozar en la cama mientras el sol se cuela por la ventana. Acurrucarse, estirarse, envolverse y desenvolverse a tu lado. Mirarte. Explorar tu cuerpo, ahora de manera diferente a la noche pasada. Tratar de memorizar con mi tacto tu boca. Decir "buenos días cariño". Verme reflejado en tus ojos.

Platicar de tonterías. Sentir los vellitos de tus piernas que se entrelazan con las mías. Hablar bajito, como contando un secreto, para que nadie descubra que somos felices y nos quieran arrebatar ese momento. Escondernos bajo las sábanas. Querer que la vida sea así: una  eterna mañana de domingo en cama a tu lado. Que el momento nunca termine. Dejar en aquella cama nuestros aromas mezclados.

Hablar sobre tus días y los míos, chismorrear, debatir, pero nunca dejando de querernos. Hacerte cosiquillas en la barriga, caminar con mis dedos sobre tu pecho. Abrazarte tan fuerte, con ganas de fundirnos. Besarte tanto, para no tener en mi boca otro sabor que no sea el tuyo.

Pero las obligaciones llegan y nos separamos. En la semana no nos volvemos a ver y tiempo después nos ignoramos. Pasas a mi lado y nos lanzamos un escueto saludo. Podemos vivir el uno sin el otro (uno más que el otro). Dejamos atrás una estela de camas deshechas, de noches en vela... hasta que se   vuelva a presentar la oportunidad de deshacer mas camas, hasta que te de la oportunidad de deshacer mi corazón.


10 comentarios:

  1. ¿Pero por qué se separaron si se quieren?

    ResponderEliminar
  2. es un momento dulcisimamente corto que se graba en la memoria del cuerpo aunque lo olvidemos. snif, muy lendo
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué foto más picante jojo ^^!!! Ammm debe ser un momento inolvidable, estar al lado del ser amado... venga! porque no volver a repetirlo... es dulce y hasta lindo lo q escribes...!!!

    Cuidate y sé feliz =D
    Un abrazo*

    pd. Me gustaba más la cabecera anterior, pero bueno es tu decisión xD

    ResponderEliminar
  4. Didi

    Me desarmas, tu y yo uno miso pues.

    Que sensación tan maravillosa despertar y saber que alguien esta a tu lado y tremendo cuando te acostumbras a un cuerpo y sientes con abrazo vacio, como si se esfumaray solo quedara marcada la sombra marcada.

    Estoy conmovido, entre este y el de las putas tu me quieres hacer llorar.

    ResponderEliminar
  5. que hermoso Didi, tierno, me hizo recordar buenos momentos de mi vida que ya se fueron, que solo dios sabe si algún día volverán.......

    ResponderEliminar
  6. Una sensación maravillosa, algo que vale la pena vivir, pero no entiendo a quien ante eso al día siguiente no está luchando por repetirlo ¿Acaso no era una sensación compartida?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ser la mitad de un todo, menuda tarea, ¿no?

    Tierno el post, eh. Me gustó mucho.

    so sweet...

    ResponderEliminar
  8. Pero mi niño, eso solo significa que ese día fue un sueño, nada más, que no había más deseo que ese. Si de verdad hubiera querído estar ahí, en tu cama, no te saludaría escuetamente, sino que te miraría, se avergonzaría timidamente para despues buscarte como un loco por los pasillos u otro lugar donde no os pudiera ver nadie y darte un beso largo, un beso de esos que hacen fuerza y te sientes amado por esa persona.

    Pero aparecera quien te haga sentir así todas las mañanas, ya lo veras mi niño lindo.

    Un beso MLM

    ResponderEliminar
  9. Recorde unas cuantas horas de mi vida.

    Ese final, eso fue fantastico. ¡Qué manera de cerrar!

    Paz, Amor y Alma ♥

    ResponderEliminar

simplemente gracias por comentar